EFECTIVIDAD DEL LIDERAZGO III: CLAVES PARA CONSEGUIR LO QUE ME PROPONGO

 
 
 
susana-gomez-foronda.jpg

Partimos del concepto de Efectividad del Liderazgo introducido en la primera parte de este artículo, definido como “la capacidad de una persona de transformar sus intenciones en realidad, de modo que este se posicione como Líder (o protagonista) de la misma”.

Asimismo, conocemos como funciona la dinámica Intención-Acción-Impacto que determina nuestra Efectividad como líderes (ver gráfico adjunto):

Fuente: Susana Gómez (2012)

Fuente: Susana Gómez (2012)

Esta nueva aproximación al liderazgo permite democratizar y desmitificar el liderazgo, no solo asume que todos somos líderes sino que parte de la premisa de que la única manera de mejorar la efectividad del liderazgo es: “Hacer, Hacer, Hacer”.

Esto no son necesariamente buenas noticias para todos, porque muchas veces es más sencillo responsabilizar a otros de lo que nos ocurre en la vida que hacernos cargo de ella. Hace años tuve un jefe que constantemente repetía una frase que había aprendido de su padre: “felices los que sueñan sueños, y están dispuestos a pagar el precio de convertirlos en realidad”. Esa frase me marco en su momento y me ha llevado a varias reflexiones vinculadas al liderazgo y que son inherentes al concepto de Efectividad del Liderazgo:

  • Las personas somos responsables, y por lo tanto causa de lo que nos ocurre. Y a la inversa, también somos responsables de lo que nos gustaría que nos ocurriese y no nos ocurre.

  • Una persona puede proponerse una visión u objetivo tan ambicioso como desee y trabajar para conseguirlo. Asimismo, debe tener en cuenta la factibilidad del mismo y el “precio” que implica conseguirlo.

  • Si no eres parte del problema no puedes ser parte de la solución.

Resumiendo, se nos empiezan a quitar las ganas de ser líderes cuando comprendemos que ser líder implica dejar de “delegar tu vida a otros”. Si por el contrario, eres de los que quiere tomar las riendas de su vida, sigue leyendo …

¿Cómo elevar la efectividad de mi Liderazgo?

Para mejorar tu efectividad como líder debes convertirte en un maestro de la dinámica descrita anteriormente, y hay 4 pasos clave:

  1. Define tu intención de la manera mas concreta posible. Esto te permitirá evaluar con mayor precisión tu impacto.

  2. Determina las acciones que vas a llevar a cabo para conseguirlo y ponlas en marcha.

  3. Evalúa tu impacto. Busca datos (KPI’s) y feedback que te permitan determinar tu impacto objetivo y subjetivo. Esto te permitirá comparar tu intención con tu impacto y determinar tu efectividad como líder para este objetivo concreto.

  4. Pivota: Si tu impacto es el deseado, sigue haciendo lo mismo. Si tu impacto no es el deseado, cambia tus acciones y prueba algo diferente. ¿Hasta cuándo?: Hasta que te salga.

Te aseguro que si practicas de manera consciente esta manera de operar en la vida, elevarás de manera significativa tu efectividad como líder y aumentaras de manera considerable tu probabilidad de conseguir aquello que te propones. No por arte de magia sino porque en el proceso se activan 3 mecanismos críticos para el éxito:

  • Tus metas serán conscientes y concretas, lo que facilitará el que te dirijas hacia ellas.

  • Aumentarás el conocimiento de “tu sistema operativo”, sabrás que, cuando, como y porque te funcionan diferentes estrategias, y cada vez afinarás mucho más.

  • El proceso te obliga a poner la atención en lo que SI puedes hacer diferente cuando las cosas no funcionan como esperabas. Es una manera de ser y estar orientada a la solución y no al problema. Esto te posiciona como director y protagonista de tu realidad, y te aleja de las excusas y argumentos que te posicionan como victima.

 

Ahora te toca decidir si quieres ser un líder efectivo que toma las riendas de su vida con Dirección, Determinación y Disciplina. Si eliges si, ánimo, es un camino apasionante en el que no siempre sale todo bien a la primera, en el que siempre aprendes y en el que si persistes te garantizo que consigues cosas que jamás pensarías que podrían estar a tu alcance. ¿Sabes por qué?, porque descubres el poder de algo tan sencillo como “hacer, hacer, hacer” con Intención y calibración de tu Impacto.

SUSANA GÓMEZ FORONDA. Experta en Estrategia, Organizaciones y Liderazgo.
Sígueme en Linkedin




Compartir